REPARA. Servicio integral de reparación y mantenimiento----> info@reparaservicios.com <-----
Llamar ahora—967 016 781
Calle Rambla de la mancha 56 Bajo
6 consejos para reformar tu baño

6 consejos para reformar tu baño

consejos-reformas-baños

Reformar el baño es, en muchas ocasiones, totalmente imprescindible. Sin embargo, en la mayoría de los casos lo vamos posponiendo hasta que no queda otro remedio. Y es que una obra en el baño es uno de los mayores quebraderos de cabeza. Hay tantos aspectos a tener en cuenta y es tanto el dinero y el tiempo invertido que nadie quiere equivocarse cuando se decide finalmente a llevar a cabo una reforma como esa en casa.

No meter la pata es una de las grandes obsesiones, puesto que una equivocación en el baño no es tan fácil de corregir como en otra habitación. Para que esto no ocurra y no nos llevemos después las manos a la cabeza te hemos preparado un artículo lleno de consejos que te ayudará a no equivocarte cuando te enfrentes a la reforma del baño.

1.- La distribución

Lo primero que debemos plantearnos cuando vamos a reformar nuestro baño es cómo vamos a organizar el espacio con el que contamos. Tanto si tu baño es grande como pequeño, piensa en qué necesitas y en dónde te gustaría tenerlo. Para eso, lo mejor es hacerse un croquis. No hace falta que seamos arquitectos ni que tengamos muchas nociones de diseño. Simplemente queremos que seas capaz de visualizar la reforma que vas a llevar a cabo antes de ponerte manos a la obra.

Con una idea más clara en la cabeza te será más fácil saber qué necesitas y con qué profesionales quieres contar para llevar a la realidad lo proyectado en el papel.

2.- La funcionalidad

Las modas son importantes, pero a la hora de diseñar un baño tenemos que primar la funcionalidad por encima de todo. No queremos decirte con esto que pases de tendencias, al contrario. Pero lo que te aconsejamos es que adecues las propuestas más punteras a la realidad de tu cuarto de baño y de tu vida. Es posible que estemos enamorados de las bañeras con jacuzzi -¡quién no!- pero si no tienes mucho espacio, o el baño va a usarlo una persona mayor o de movilidad reducida es preferible que te decantes por duchas a ras de suelo. También están de moda y cubrirán mejor todas tus necesidades.

3.- Menos es más

Este punto está muy unido a los dos anteriores. Cuando planifiques lo qué quieres hacer con tu baño ten en cuenta el espacio que tienes y no peques de optimismo. Tal vez haciendo números puedas meter un bidé también, o cambiar la ducha por una gran bañera. Pero ten cuidado, si conviertes tu cuarto de baño en un tetris, donde las cosas encajan pero no hay aire para respirar, perderás comodidad a la hora de moverte y el flamante baño de tus sueños acabará por no ser funcional. Piénsalo antes de actuar y recuerda: menos es más.

4.- Los materiales son la clave

El material estrella de los baños, el alicatado, lo era por muchos motivos. Y es que se adapta a las características especiales de esta habitación: humedad, productos de limpieza un poco más agresivos que en el resto de la casa, etc. No obstante, debes saber que no es el único que puedes usar a la hora de revestir y pavimentar tu baño. Y es que hoy en día se ha abierto la puerta a nuevos materiales que antes ni concebíamos en este espacio: madera, papel pintado, microcemento… Todos ellos cuentan con muchas ventajas, pero debes conocer también los inconvenientes si quieres evitar sorpresas inesperadas. Infórmate bien del mantenimiento de cada material y de qué calidades y acabados te convienen más. Ponlo todo en una balanza y decide. La información es poder.

5.- Planifica el almacenaje

A la hora de decidirte por uno u otro mueble de lavabo ten en cuenta el almacenamiento que necesitas. No es lo mismo un baño de invitados que uno para una pareja. Además del típico mueble para el lavabo, puedes hacerte con armarios externos o estanterías.

6.- La iluminación

No suele ser, ni mucho menos la habitación más grande de la casa, pero en el cuarto de baño se necesitan casi tantos puntos de luz como en un salón. No estamos exagerando, en el baño se crean diferentes ambientes que requieren luces diferentes. Tenlo en cuenta a la hora de proyectar la iluminación de la habitación. El lavabo y la zona con espejo requerirá una iluminación más potente y dirigida, mientras que la ducha, sobre todo si es un baño sin ventana, también requerirá una iluminación propia.

967 016 781
Calle Rambla de la mancha 56 Bajo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más info

ACEPTAR
Aviso de cookies